23 febrero 2012

AMISTAD, MONTAÑA Y GASTRONOMÍA

No hay mejor manera de cumplir años que en compañía de los tuyos,los amigos y las montañas en una sensación de felicidad plena donde se conjugaron estos factores.
Hablamos de una sierra muy familiar para mi,una montaña en la que en mi infancia y adolescencia estuvo de testigo mudo de mis andanzas y correrías, la sierra del Buey se alza puntiaguda frente a Jumilla dominando esta zona del altiplano murciano, allá donde ya se termina casi toda montaña mas alta de 1000 metros y comienzan las tierras manchegas de Albacete, pero Jumilla y el altiplano tienen mucho que mas enseñar, ya que sus vinos,quesos,aceites y su gastronomía son dignos del mas exigente paladar.

Esto que hicimos hace  bien poquito lo organizamos entre unos amigos montañeros y el que suscribe, queríamos hacer algo nuestro club  y el club de montaña Chotacabras de San Javier entre ellos Raul y Miguel Madrid, grandes personas y mejores montañeros, bueno el caso es que les propuse de ir a Jumilla y subir a la sierra del Buey (Cervino Jumillano) y montaña poco conocida entre los montañeros Murcianos, así que después de buscar la mejor manera de subir decidimos hacerlo por la senda de Lim junto a las lajas y paredones de la cara sur,el día pintaba bueno y así fue como 40 personas subimos allí sin problema y en hora y media los cerca de 500m.de desnivel acumulado.

El paso del cable de acero fue el momento mas emocionante de la ruta en donde a mas de uno se le quito el vértigo de un tirón, desde aquí dar las gracias a Jose Navarro de Jumilla(lim) por la equipacion y señalizacion de esta ruta.  


Las vistas no defraudan, aunque con algo de bruma por el valle de Cieza y Calasparra se divisan montañas como el Almorchon, Ricote, Espuña, y las de Moratalla.

Mirando al sur.

FELICES Y CONTENTOS

Vista hacia el norte bajando por la cresta de la sierra.

Vista hacia el cordal o cuerda de la sierra en dirección noreste, se aprecia el parque eólico situado en el extremo de la sierra, Yecla también se aprecia al fondo. 

Bajando podemos ver la sierra de Santa Ana del monte en donde se encuentra el monasterio franciscano que guarda la imagen del Cristo Amarrado a la Columna de Salzillo.


Tras el esfuerzo de subir al coloso del Buey y disfrutar de las vistas y el recorrido toca reponer fuerzas disfrutando de una buena comida típica Jumillana como es el gazpacho, que siendo muy parecido al manchego tiene su toque particular en esta zona, también disfrutamos del buen vino de la denominación de origen Jumilla. 

GRACIAS A TODOS LOS QUE ME ACOMPAÑARON ESTE DÍA Y A ELLOS Y A TODOS LOS MONTAÑEROS Y SENDERISTAS DEDICO ESTE REPORT.






























2 comentarios:

  1. Buena subida, de las que me gustan. Y felicidades por ser un año más joven de espíritu.

    ResponderEliminar
  2. Muy bien, una ruta estupenda y se ve que disfrutásteis. Es muy bonito que conozcan nuestros rincones jumillanos gentes de otros lugares. Enhorabuena y volved pronto a hacer otras rutas por aqui.
    Juan Moreno

    ResponderEliminar