08 julio 2014

SIERRA DE LAS VILLAS Y EL RÍO CAÑAMARES



Bonito escenario en el que me moví este pasado finde, conjugando relax , visita familiar y algo de ruteo por la Sierra de las Villas, hermana pequeña de este gran y basto Parque Natural de Cazorla,Segura y las Villas.

El escenario como digo lo situamos a medio camino entre el olivar serrano de esta comarca entre los pueblos de Chilluevar, Santo Tome y la Iruela,en los Arroyos de Plaza un bonito rincón serrano es donde he pasado el finde para conocer algo mas de esta sierra de las Villas.
Es el río Cañamares  el protagonista de esta crónica al que le haremos un recorrido desde donde se forma prácticamente gracias a los arroyos de Plaza y de la Vacarizuela, iremos aguas abajo desde la presilla que recoge el agua en unos tubos que sirven para abastecer a los pueblos de La Iruela y Chilluevar.

Este recorrido en su primer tramo es algo peligroso ya que nosotros no nos quisimos mojar y anduvimos unos 100 metros por encima de los tubos hasta bajar al cauce entre grandes piedras y sorteando obstáculos fáciles de bordear por un lado u otro, aun así se puede hacer por el rió teniendo cuidado. 


Comenzamos bien temprano por la mañana,hace fresquete unos 16 grados,iremos todo hacia abajo buscando el sendero que forma la tubería que nos servirá de guía hasta nuestro destino que es enlazarlo con un PR que viene desde el cortijo de los Tiscales.
En la foto primer puente que cruzaremos nada mas empezar junto a los Arroyos de Plaza.

Como veis para evitar mojarnos decidimos hacer equilibrio, aunque mas adelante no hubo mas remedio que tirarnos al cauce y ponernos las chanclas de río.

En esta zona de pozas y piedras se podría hacer barranquismo si se va bien equipado ya que el río en esta época va con poco caudal.

Tras bajar unos 3 km entre sendas bien marcadas por el ganado y siguiendo a la izquierda del cauce y encima de los mencionados tubos nos encontraremos con la parte final del sendero homologado y bien equipado del río Cañamares, aquí cruza una pista de tierra que viene del collado de las monjas unos 4 km mas arriba.
Pero nosotros seguiremos río abajo por el PR.

Nuestra senda ya ahora bien limpia y marcada nos introducirá en un maravilloso bosque de galería entre fresnos,chopos, almeces,robles y el sonido de agua que rompe a veces en la roca formando bonitas cascadas.

Tras pasar por una antigua y derruida casa forestal el sendero nos introduce en una cerrada casi vertical , la pasa de Ortiz le dicen por aquí,un bello rincón acondicionado con escalerillas de madera hasta llegar a unas pozas en donde el baño esta asegurado. 

El agua fluye fresca y limpia por sus pozas.

Ana no se lo piensa y salta a pegarse un chapuzon  en la poza que hay al final de las pequeñas cascadas, el agua esta fresquita pero yo no me atrevo aun no he calentado lo suficiente, jejeje

Tras el baño seguimos con el recorrido y el sendero asciende unos metros para dejarse caer justo enfrente del cortijo del Molino de Arriba.

Las higueras nos acompañan en gran parte del recorrido.

La vegetación es frondosa y florida con madroños y durillos rodeados de almeces y pinares autóctonos.

El bosque nos atrapa y sus sombras se agradecen a estas alturas de la mañana.

Tras disfrutar de la belleza del bosque y el río el barranco se abre entre olivares y cortijos, aquí terminaremos un bonito recorrido tras 7 km de descenso.
Esta ruta se puede hacer ida y vuelta por el PR señalizado del río Cañamares desde el cortijos de los Tiscales cerca de Chilluevar.

Cartel de inicio del sendero junto al molino de enmedio.

Junto a la ribera del río rodeados de huertos me dedico a dar una una vuelta y disfrutar de los colores del verano entre girasoles,tomateras y calabazas.

La huerta y los calabacines.

Tras el descanso toca la vuelta a los Arroyos de Plaza, gracias al vehículo de apoyo que teníamos esperándonos y a Javi por recogernos y enseñarnos este trocito de su tierra, en la imagen tenemos parte del barranco por donde anduvimos esta mañana.

Mirada hacia la Sierra de Cazorla con una bella estela de nubes en el cielo.

La mañana no podía terminar sin disfrutar del vuelo del buitre leonado.

RUTA EN WIKILOC AQUI





0 comentarios:

Publicar un comentario