23 julio 2014

ENTRE OCASOS , LUNAS Y ALDEAS SERRANAS


Comenzamos con otra de las rutas de verano que nos gusta hacer por estas fechas, estamos  a mediados de Julio y se prevé que la luna llena del día 12 sera especial así que parte de los miembros del EQUIPO A y habituales de venirse conmigo ande haga falta, pos a Pontones que nos vamos.

Esta vez nos llevamos los sacos y los artes de vivac para dormir en lo alto del Banderillas en la sierra de Segura entre los Campos de Hernan Perea o Pelea como dicen por aquí y el valle del Guadalquivir en su cabecera, eso si comenzando en Fuente Segura justo donde nace el río Segura. 


Tras la ruta de carretera de 3 horitas nos plantamos a las 6 de la tarde en Fuente Segura ,  nos hechamos las mochilas a la espalda y cogemos el camino y variante del GR 247  que nos llevara en unos 5 km a los miradores de Juan León para seguir mas adelante en dirección Hoya del Ortigal.

La señalizacion de este GR 247  sigue en pie por lo que veo ya que hay otros lugares mas concurridos en los que el vandalismo no deja titere con cabeza.

Aquí estamos camino de la Hoya del Ortigal con nuestro destino de hoy al fondo.

El sol empieza a caer y a nosotros el camino se nos hace largo ya que queremos llegar justo a la hora del ocaso a la cima.

Asomado hacia el valle del río Aguasmulas mirando hacia el noreste disfrutando de la panorámica.


La luna aparece inmensa sobre la Sagra y los Campos de Hernan Perea.

En unos metros tras admirar el ocaso y la salida de la luna por el este  llegamos a nuestro refugio de esta noche, cual sorpresa la nuestra al ver que no estábamos solos y que ademas el guarda forestal  nos deja pasar la noche dentro, algo que en verano es imposible ya que ellos lo tienen de apoyo para las guardias.

Tras la noche metidos a buen recaudo en el refugio toca levantarse y disfrutar del amanecer.

Fran y Francisco inmortalizando el momento en el vértice del banderillas, la sombra y la luna simétricamente coinciden, jeje

Deshacemos lo andado del día anterior hasta un cruce de sendas en donde cogeremos de nuevo el GR 247 en dirección Hoya de la Albardia.

Aquí podemos ver de donde venimos, vemos el Banderillas y abajo Hoya de la Albardia en donde no pararemos ya que la mañana se nos hecha encima y la calo aprieta.
Ese poste que veis hay en medio de la foto es lo que queda de lo que en su día iba a ser la linea que iba a llegar a estas aldeas tan apartadas de la sierra, pero al final no se termino ya que expropiaron a todos los habitantes de la zona que declararon coto de caza nacional la zona por orden de el gobierno por entonces franquista, en Coto Ríos saben muy bien de este tema.

Tornajos en el sendero, gracias a ellos pudimos cargar agua para el siguiente tramo de ruta, son un bien etnografico que se debería conservar.

Camino de los Centenares

Los Centenares, una de las aldeas que aun conservan ese aire serrano que al estar situada en un promontorio le da si cabe  un toque mágico, esta abandona por causa del tema del que antes os comente, pero tiene su camino de acceso tanto por las Espumaderas como las Canalejas, lastima que estén muchas de las casa en ruinas y con los tejados hundidos, es un sitio ideal para hacer vivac en lo mas tranquilo y profundo de la sierra, al menos solo queda una casa en la que un cartel y una valla nos dice que aquí aun hay gente que mantiene su casa ya que no esta expropiada, tiene hasta una fuente y unos cerezos que están aun hermosos, aquí hicimos un descanso mas ameno a la sombra de los cerezos.

Magnifico lugar.........

Casas con mucha historia

Proseguimos nuestra ruta ya con el calor de mediodía sigue apretando, nos dirigimos a los Miravetes otro de los cortijos en donde la vida se paro hace 50 años, un grupo de casitas esta vez mas reducido entre bancales alineados y choperas verdes nos da la bienvenida.

Es increíble ver en que lugares tan bellos estaban situadas estas aldeas rodeadas de verde, agua , montaña y una paz y silencio solo roto por el chasquido del arroyo que pasa junto a nosotros, arroyo por el que subiremos hasta enlazar con un viejo sendero de herradura, de esos que tienen solera y que tanto nos gustan para coger altura por la umbría de la parra hasta llegar a un collado en donde las vistas hacia atrás cautivan a cualquiera.

Umbria de la Parra con los Centenares al fondo y el Banderillas asomando a la izquierda en el horizonte.

Centenares a golpe de zoom.

Remontando los últimos metros de esta empinada y maravillosa senda, justo al final hay una flecha de piedras indicando donde se ubica dicha senda ya que si no conoces la zona es complicado encontrarla.  

Tras llegar al collado que antes mencione ya solo queda buscar el camino que junto al arroyo de la fuente de la Puerca y por sendas de ganado nos dejara en descenso hasta Fuente Segura, lugar en el que remojamos nuestros pies en el agua fresquita y pura de su nacimiento  haciendo planes para otoño ya que volveremos a seguir descubriendo la sierra de Segura profunda  que tanto nos atrae.
RUTA EN WIKILOC AQUI

08 julio 2014

SIERRA DE LAS VILLAS Y EL RÍO CAÑAMARES



Bonito escenario en el que me moví este pasado finde, conjugando relax , visita familiar y algo de ruteo por la Sierra de las Villas, hermana pequeña de este gran y basto Parque Natural de Cazorla,Segura y las Villas.

El escenario como digo lo situamos a medio camino entre el olivar serrano de esta comarca entre los pueblos de Chilluevar, Santo Tome y la Iruela,en los Arroyos de Plaza un bonito rincón serrano es donde he pasado el finde para conocer algo mas de esta sierra de las Villas.
Es el río Cañamares  el protagonista de esta crónica al que le haremos un recorrido desde donde se forma prácticamente gracias a los arroyos de Plaza y de la Vacarizuela, iremos aguas abajo desde la presilla que recoge el agua en unos tubos que sirven para abastecer a los pueblos de La Iruela y Chilluevar.

Este recorrido en su primer tramo es algo peligroso ya que nosotros no nos quisimos mojar y anduvimos unos 100 metros por encima de los tubos hasta bajar al cauce entre grandes piedras y sorteando obstáculos fáciles de bordear por un lado u otro, aun así se puede hacer por el rió teniendo cuidado. 


Comenzamos bien temprano por la mañana,hace fresquete unos 16 grados,iremos todo hacia abajo buscando el sendero que forma la tubería que nos servirá de guía hasta nuestro destino que es enlazarlo con un PR que viene desde el cortijo de los Tiscales.
En la foto primer puente que cruzaremos nada mas empezar junto a los Arroyos de Plaza.

Como veis para evitar mojarnos decidimos hacer equilibrio, aunque mas adelante no hubo mas remedio que tirarnos al cauce y ponernos las chanclas de río.

En esta zona de pozas y piedras se podría hacer barranquismo si se va bien equipado ya que el río en esta época va con poco caudal.

Tras bajar unos 3 km entre sendas bien marcadas por el ganado y siguiendo a la izquierda del cauce y encima de los mencionados tubos nos encontraremos con la parte final del sendero homologado y bien equipado del río Cañamares, aquí cruza una pista de tierra que viene del collado de las monjas unos 4 km mas arriba.
Pero nosotros seguiremos río abajo por el PR.

Nuestra senda ya ahora bien limpia y marcada nos introducirá en un maravilloso bosque de galería entre fresnos,chopos, almeces,robles y el sonido de agua que rompe a veces en la roca formando bonitas cascadas.

Tras pasar por una antigua y derruida casa forestal el sendero nos introduce en una cerrada casi vertical , la pasa de Ortiz le dicen por aquí,un bello rincón acondicionado con escalerillas de madera hasta llegar a unas pozas en donde el baño esta asegurado. 

El agua fluye fresca y limpia por sus pozas.

Ana no se lo piensa y salta a pegarse un chapuzon  en la poza que hay al final de las pequeñas cascadas, el agua esta fresquita pero yo no me atrevo aun no he calentado lo suficiente, jejeje

Tras el baño seguimos con el recorrido y el sendero asciende unos metros para dejarse caer justo enfrente del cortijo del Molino de Arriba.

Las higueras nos acompañan en gran parte del recorrido.

La vegetación es frondosa y florida con madroños y durillos rodeados de almeces y pinares autóctonos.

El bosque nos atrapa y sus sombras se agradecen a estas alturas de la mañana.

Tras disfrutar de la belleza del bosque y el río el barranco se abre entre olivares y cortijos, aquí terminaremos un bonito recorrido tras 7 km de descenso.
Esta ruta se puede hacer ida y vuelta por el PR señalizado del río Cañamares desde el cortijos de los Tiscales cerca de Chilluevar.

Cartel de inicio del sendero junto al molino de enmedio.

Junto a la ribera del río rodeados de huertos me dedico a dar una una vuelta y disfrutar de los colores del verano entre girasoles,tomateras y calabazas.

La huerta y los calabacines.

Tras el descanso toca la vuelta a los Arroyos de Plaza, gracias al vehículo de apoyo que teníamos esperándonos y a Javi por recogernos y enseñarnos este trocito de su tierra, en la imagen tenemos parte del barranco por donde anduvimos esta mañana.

Mirada hacia la Sierra de Cazorla con una bella estela de nubes en el cielo.

La mañana no podía terminar sin disfrutar del vuelo del buitre leonado.

RUTA EN WIKILOC AQUI